José Manuel Castillo, Director de MI LENTE, Cont: josemlct11@hotmail.com, Cel 809 816-0105, Santiago, República Dominicana.

Coopsano

lunes, 20 de mayo de 2019

Destinos y ciudades inteligentes: el turismo del futuro

Foto: Sebastien Decoret/123rf
Travel Trade Caribbean

La necesidad de transformar las ciudades y naciones a favor de un desarrollo tecnológico que enriquezca la experiencia del turista fue uno de los temas analizados en el Taller sobre las TIC al servicio del Comercio realizado durante la II Convención de Comercio Cuba 2019.


En una acertada conferencia, el Dr. José Enrique Salgado, Profesor Titular de la Facultad de Turismo, Universidad de La Habana, y Gerente de la Sucursal Cuba del Grupo Amadeus IT, analizó el uso que actualmente hacen los viajeros de las nuevas tecnologías durante las visitas tanto culturales, de sol y playa, o negocios.

De acuerdo con los datos citados por el experto, ocho de cada diez personas, (el 81%) utiliza Internet para informarse sobre los lugares a visitar, muchos de ellos reservan y compran online; uno de cada cuatro internautas utiliza aplicaciones móviles de geolocalización; el 64% usa los medios sociales para compartir experiencias, fotos o videos y la mayoría lo hace desde un smartphone.

Destinos y ciudades inteligentes: el turismo del futuro
Foto: TTC

Al regreso el 71% habla sobre su experiencia en las redes sociales o blogs.

De manera que un viajero hiperconectado, que ya va más allá de los milenials, la mayoría viaja con dispositivos móviles con los que interactúa entre cuatro y cinco horas diarias, demanda destinos que faciliten el acceso a Internet y hagan uso de otras ventajas que traen las TICS para enriquecer el contacto con un lugar o su gente.

Las ciudades inteligentes, dado su origen natural a partir de las Ciudades Digitales, presuponen el uso intenso de las TIC en prestación de servicios públicos de alta calidad y transparencia, seguridad, competitividad, innovación, emprendimiento, participación, formación y capacitación.

Una Smart city –expone el especialista basado en estudios internacionales- requiere competitividad económica, espíritu innovador, nivel de cualificación en su capital humano, cosmopolitismo, participación en la toma de decisiones, gobernanza transparente, infraestructura tecnológica, de transporte, cultural, educativa que garantice a calidad de vida, así como protección ambiental, gestión sostenible de los recursos, entre otras características.

La Organización Mundial del Turismo en su primera publicación oficial sobre la materia, el documento final de la 1ra Conferencia Mundial en Smart Tourism Destination, realizada en febrero de 2017 en Murcia, España, considera las soluciones Smart como inteligentes solo si mejoran la sostenibilidad.

De ahí que un destino turístico inteligente (DTI) –de acuerdo con la enticdad española Segittur- es innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantice el desarrollo sostenible del territorio turístico, que promueve la accesibilidad universal, facilita la integración e interacción del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida de los residentes.

No obstante, existen diferencias entre ciudades y destinos turísticos inteligentes: los límites geográficos de estos últimos pueden o no coincidir con los de un municipio o ciudad.

Mientras las ciudades inteligentes están orientadas a mejorar su gobernabilidad y a incrementar la calidad de vida de los residentes, los DTI se orientan más a potenciar su atractivo hacerlo accesible al máximo al visitante y también a las entidades que organizan los viajes, están ligados al incremento de su conectividad y a la mejora de la experiencia del turista, la cual comienza antes de que este llegue al destino, continúa durante su estancia y se prolonga hasta después de su partida.

Añade el profesor que el Destino Turístico Inteligente es impulsado por la Organización de Gestión del Destino que agrupa o aglutina tanto el sector público como el privado y es recomendable que su gobernanza sea compartida formando entes inclusivos que ayuden a organizarlo y gestionarlo.

Entre las tecnologías que demanda un DTI encuentran Wi-fi gratuito, apps para smartphones, la posibilidad de realizar pagos vía móvil, el uso de códigos QR, de realidad aumentada en los sitios de interés, monedas virtuales, webs dedicadas a ese tipo de destino, entre otras ventajas que se pueden ofrecer al visitante de la nueva era.

Como ejemplos, el profesor Salgado citó la posibilidad de tener las tarjetas de embarque en los móviles, la realidad virtual y aumentada en visitas a museos, en los taxis, entre otras iniciativas ya presentes en algunos países.

En la región –expuso el especialista que México fue pionero en la adopción del modelo de destinos turísticos inteligentes desarrollado por España, luego de que en el 214 firmaran un acuerdo que permitiera iniciar una fase de diagnóstico en tres destinos del país, comenzando por la isla de Cozumel.

Además, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador y Uruguay empiezan a desarrollar esos conceptos en sus estrategias de desarrollo turístico.

Considera el profesor que tanto el Caribe como Latinoamérica deben tener en cuenta estos conceptos y adaptarlos a las condiciones sociales y económicas específicas de cada destino. Inicialmente se impone ampliar el acceso a Internet, las herramientas que ofrecen las tecnologías de la información para la gestión y promoción “(…) para que podamos “competir” con los modelos de DTI que vienen desde el norte desarrollando y potencia la tecnología, mientras nosotros demostremos que nuestros destinos patrimoniales y nuestro sol y playa también pueden ser y son “inteligentes”.

En Cuba, el Ministerio de Turismo trabaja en base a esas directrices como parte de sus objetivos de desarrollo hacia el 2030. Recientemente, el ministro de Turismo, Manuel Marrero, durante la apertura de la Feria Internacional de Turismo, FITCuba 2019, reafirmó que se trabaja en el montaje de conexión WI-Fi en la red hotelera del país, la cual se pretende llevar hasta las playas. En esa ocasión resaltó destinos como Cayo Santa María, el primer en poseer la infraestructura digital para favorecer la experiencia del turista.

Igualmente se ejecutan en inversiones en destinos como Jardines del Rey, en Ciego de Ávila, Cayo Largo, Cienfuegos, Trinidad, La Habana que pudieran ser la vanguardia entre los destinos turístico inteligentes de la Isla.

A modo de resumen, un plan para construir un destino turístico inteligente debe incluir una gestión bien definida, conectividad, infraestructura, garantía de accesibilidad/diversidad, cuidado del medio ambiente y resistencia al cambio climático, información e inteligencia turísticas, marketing y comercialización multicanal y omnicanal, potenciar la innovación, desarrollo local y participación ciudadana, ciberseguridad y sostenibilidad económica, ambiental y social.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario